Valsequillo, por ser una de las zonas más altas del Faycanato de Telde, tuvo una gran importancia en el culto religioso aborigen, puesto que existió un Almogaren en lo alto de la “sagrada montaña” de El Helechal. Importantes son, también, los hábitats en cuevas localizados en las vertientes del Barranco de San Miguel, concretamente en Tecén y Los Llanetes.

Se sabe que los castellanos se adentraron por el Barranco de Tecén. Al llegar los conquistadores al Barranco de San Miguel, a la altura del caserío de El Colmenar, hubo una cruenta batalla con los defensores del Almogaren, entre los que destacaban los caudillos canarios Tecén y Niguada.

Desde entonces este lugar pasa a denominarse “Lugar de la Sepultura” y “Sepultura de El Colmenar”, instalándose en El Helechal la Cruz de Cristo.
Posteriormente, en 1530, se construiría cerca del Barranco de San Miguel un cuartel de caballería, conocido como “Cuartel de El Colmenar”.

En 1670 se edifica una ermita, instituida en parroquia de San Miguel Arcángel por el Obispo Verdugo en el año 1800.

Dos años después, Valsequillo por Real Orden cuenta con Alcalde propio, por lo que, consecuentemente, obtiene la autonomía y la separación del municipio de Telde.

El día 12 de marzo de 1802 es una fecha de incuestionable importancia para la historia de Valsequillo, ya que en ese día la Audiencia dispone “... que el vecindario del distrito señalado por el Reverendo en Cristo Padre Obispo a la nueva ayuda de parroquia del pago de Valsequillo, elija veinticuatro vocales, quienes para el resto del año presente, nombren Alcalde que independiente del de Telde y con dependencia inmediata a las Justicias Ordinarias de esta capital, ejerza la jurisdicción pedánea, cuide de abastos y demás gubernativo y económico de aquel pago y también elijan un personero y un fiel de fechos ...”. Queda así constituido el municipio de Valsequillo de Gran Canaria, con independencia del de la ciudad de Telde.

Más información sobre Valsequillo en www.valsequillogc.es y Patronato de Turismo de Gran Canaria